THEMIDA | CARACTERÍSTICAS  
 

Las características más importantes a destacar sobre Themida® son las siguientes:

Técnicas anti depuradores que detectan cualquier tipo de depurador
Técnicas para evitar el volcado de memoria a disco
Algoritmos de encriptación distintos en cada aplicación protegida
Técnicas anti rastreadores de APIs para evitar la reconstrucción de la tabla de importación
Descompilación y ofuscación en el código de la aplicación protegida
Emulación de código a través de una Máquina Virtual interna
Mutación de código
SDK para comunicación bidireccional con el módulo de protección
Técnicas anti desensambladores 
Múltiples capas de encriptación polimórficas
Técnicas avanzadas de protección de APIs
Técnicas avanzadas para evitar monitorización de registro y ficheros
Inserción de código basura entre instrucciones reales
Threads de protección especializados
Red interna de threads
Detección de modificación de código por CRCs
Metamorfismo en el código de protección 
Protección del punto de entrada en una aplicación (entry point)
Encriptación dinámica de una aplicación
Código anti rastreo insertado entre instrucciones reales
Tecnología para evitar puntos de ruptura en la aplicación protegida
Protección en tiempo real hasta que la aplicación protegida no finaliza
Compresión de la aplicación protegida y su sección de recursos
Técnicas para detectar herramientas que ocultan depuradores 
Mutación completa del codigo de protección para evitar el reconocimiento de patrones
Posibilidad de simular una aplicación protegida con Macros de protección
Inserción inteligente de código sobre la aplicación protegida
Relocalización aleatoria de las variables usadas en protección
Posibilidad de personalizar cualquier mensaje mostrado por la protección
Protección a través de la línea de comandos
Y mucho, mucho mas...

Pulse aquí para ver imágenes sobre la interfaz de usuario de Themida®.

 
 
   
Copyright © 2004-2017 Oreans Technologies. Todos los Derechos Reservados. -- Oreans, Themida y WinLicense son marcas registradas.
El resto de marcas registradas pertenecen a sus respectivos propietarios.